Buscar utilizando este tipo de consulta:

Buscar solo este tipo de registros:



Búsqueda avanzada (sólo elementos)

Navegar por los elementos (10 total)

Encauzar.pdf
En Encauzar la mirada se presentan los resultados -aún parciales-, de cinco años de investigaciones en el Archivo Histórico de la Secretaría de Educación Pública para el estudio de las relaciones entre la enseñanza, las teorías arqui­tectónicas y la producción artística y visual durante el periodo posrevo­lucionario.Quien se acerque a estas páginas podrá constatar cómo las prácticas pe­dagógicas, ciertos desarrollos científicos de la época -como la eugenesia-, la pedagogía y la imaginería de los murales y los libros de texto confluyeron en la gestación de proyectos novedosos de enseñanza, que funcionaban dentro de espacios escolares pensados para fomentar al máximo las aptitudes físicas e intelectuales de los educandos. En este libro se alude a la creación de una nueva visualidad durante el periodo posrevolucionario. De acuerdo con ella, la arquitectura, los juegos, los deportes, los murales y las ilustraciones de los libros de texto se…

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2006ElArteContepEsplenYAgon (1).pdf
Cuando, en 1916, los dadaístas lanzan su grito de rebeldía desde el Cabaret Voltaire probablemente no estaban conscientes de la profunda transformación que iniciaban en la producción artística del mundo occidental. En El arte contemporáneo: esplendor y agonía, Ida Rodríguez Prampolini hace un recuento de esta historia y de los distintos movimientos artísticos que antecedieron al dadaísmo y de los que surgieron posteriormente. Es ésta una reflexión crítica acerca de la evolución del arte desde finales del siglo XIX, con los impresionistas y los expresionistas, hasta la primera mitad del siglo XX, con los surrealistas y los abstraccionistas. Sesenta años después de publicada, esta obra conserva toda la frescura que encontraron en sus páginas aquellos jóvenes estudiantes de los años sesenta para quienes fue escrita gracias al estilo ágil y ameno que Ida Rodríguez Prampolini le imprime al texto, que sin duda podemos considerar como un…

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

viaje_de_sombras_DDA.pdf
Este libro parte del potencial de la fotografía de prensa como forma de “crear mundos”. Una de sus ideas centrales es que la imagen de la selva Lacandona y los indios lacandones —arraigada desde el siglo XX en nuestra imaginación colectiva— proviene de la proliferación de fotografías que sobre esa región se realizaron en especial en la década de 1940. El pre-texto es un fotorreportaje en cuatro entregas publicado por la revista ilustrada Mañana en 1944, para el que dos periodistas —Ricardo López Toraya y Antonio Rodríguez— viajaron comisionados al Desierto de la Soledad acompañando a una expedición financiada por Petróleos Mexicanos. Éste es un excelente punto de arranque, pues además de contar con una presencia pública y suficiente difusión, el fotorreportaje condensa dos formas narrativas constitutivas del imaginario sobre la selva Lacandona: la descripción y construcción que el texto hace del espacio físico y de los indígenas y las…

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1959LaCiudadDeCholula.pdf
"La ciudad de Cholula fue una de las más importantes del antiguo Anáhuac. Basta recordar su gran pirámide, la mayor de todas, y sus numerosos teocallis. De origen olmeca, desarrollo tolteca y apogeo nahua, llegó a ser, como dice Gómara, el "Santuario de los Indios" y a ella iban, de toda la región del Altiplano y aun de más lejos, en grandes romerías, a ofrecer holocaustos a sus dioses."

1951ElPalacioDeLaInquisicion.pdf
Es esta la historia de un edificio y no de las instituciones que lo han habitado. Fue hecho para residencia del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición; se convirtió en Oficina de Lotería; en Palacio de Gobierno; en Secretaría de Estado; en Escuela Primaria y, finalmente, ha sido casi rehecho para Escuela Nacional de Medicina. Un día deberá ser Museo, que bien lo merece, como una de las obras de arquitectura histórica más hermosas de México, salvándolo así de la ruina en que peligra.

1944LasTesisImpresasdelaAntiguaUniversidaddeMexico.pdf
La Real y Pontificia Universidad de México, la primera de América, fue fundada por el emperador Carlos V el 21 de septiembre de 1551, para estudiar, como dice la Real Cédula, ''todas sciencias" y en donde "los naturales y los hijos de españoles fuesen yndustriados en las cosas de nuestra sancta fee católica y en las demás facultades". Se le concedieron los mismos privilegios qua a la entonces celebérrima Universidad de Salamanca, rigiéndose por los mismos Estatutos, ligeramente modificados por el virrey Velasco, hasta que en 1645 dio nuevas ordenanzas el obispo-virrey don Juan de Palafox y Mendoza.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1939SanMigueldeAllende.pdf
La importancia artística e histórica de la ciudad de San Miguel de Allende y la falta absoluta de estudios sobre ella, me hicieron emprender la tarea de presentar en este libro su pasado. Ojalá mi labor, defectuosa e incompleta, pero valiosa por tratar de tan bello e ilustre tema, sirva en modo alguno de enseñanza y guía a los amantes de las cosas viejas, de todo eso que comprende la “gustosa historia” que dijera Baltasar Gracián.Francisco de la Maza

1946LasPirasFunerarias.pdf
Son varios los nombres que se han dado a las piras funerarias, como túmulo, catafalco, máquina o aparato funeral, lecho fúnebre, tumba y cenotafio, palabra, esta última, que pasó a significar el sepulcro permanente, aunque vacío, que desea recordar un cadáver que no existe o que descansa en otra parte, como en el caso de Shakespeare en la abadía de Westminster o en el de Dante en la iglesia de Santa Croce, de Florencia.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Formatos de Salida

atom, csv, dc-rdf, dcmes-xml, json, omeka-xml, rss2